UchileFAU.cl
Seminario de Diseño Gráfico — Hamuy — Investigaciones » Blog Archive » Representación de la mujer en la obra de Hayao Miyazaki.
 

Representación de la mujer en la obra de Hayao Miyazaki.

Personajes femeninos

Ignacia Casals Cirer / Diseño Gráfico/ m.ignacia@casals.cl

ABSTRACT

La representación de la mujer es un tema cada vez más relevante en nuestra sociedad, sobre todo en medios como la publicidad, la literatura y el cine. Este último sobre todo está lleno de estereotipos a los que estamos acostumbrados, sin embargo, nos estamos dando cuenta de lo negativos y simplistas que pueden ser. A partir de lo anterior, esta investigación se enfoca en el cine de animación, concretamente en la obra del japonés Hayao Miyazaki, la construcción de sus personajes y la forma en la que la mujer es retratada en su obra.

1. INTRODUCCIÓN

1.1 Presentación del problema y su importancia (antecedentes iniciales)

En la historia del cine, una de las industrias más exitosas y con más años, muchas mujeres han brillado por distintos motivos, lamentablemente no todos buenos según mi parecer. Aquí encontramos muchos arquetipos tales como la femme fatale, el ángel del hogar, la prostituta, la pelona, el objeto de deseo, la linda tonta versus la intelectual poco atractiva, la exitosa, entre otros. Estos arquetipos muestran personajes y mujeres unidireccionales, poco realistas y que alimentan una percepción errada y discriminatoria.

En este contexto, mi investigación buscará analizar la obra del director Hayao Miyazaki, concretamente a sus protagonistas femeninos, para lo cual seleccionaré una muestra de los mismos debido a la amplia extensión de su filmografía. Para mí, estos personajes tienen un discurso bien construido y son gente interesante con la que uno puede identificarse en más de un sentido, que además se salen bastante de lo que estamos acostumbrados a ver en la pantalla grande, ya sea animada o no.

El mundo de la animación y la visualidad en general, son relevantes para nuestro oficio como diseñadores, además siento que es nuestro deber mostrar tanto a las cosas como a las personas con las que trabajemos de manera honesta, con responsabilidad y compromiso, sin alimentar fantasías sin sentido o aportar ni un sistema perjudicial para la sociedad.

1.2 Formulación del Problema:

El problema es que no existe un análisis de la obra de Miyazaki respecto a la representación de la mujer, especialmente. Quiero hablar de visualidad en gran medida, pero también me interesa el ámbito cultural, psicológico, social y las distintas actitudes que estos personajes puedan tener.

Si bien hay distintas publicaciones que hablan sobre la obra de Miyazaki, hay una carencia de las mismas en nuestro idioma, y más aún de algunas que traten el tema de la mujer y que intenten poner a Miyazaki como referente en esta materia. Por otro lado, ésta es mi percepción como espectadora y funciona a la vez como una suerte de hipótesis. Yo creo que su obra y su visión apunta a la igualdad de género y retrata a la mujer de una forma realista y positiva, pero me gustaría comprobarlo o desmentirlo con esta investigación.

1.2.1 Preguntas de investigación:

Pregunta principal

¿Cómo retrata Hayao Miyazaki a sus personajes femeninos de acuerdo a los estándares de creación de personajes?

Preguntas secundarias

¿Cómo se inserta su visión en el panorama general de la representación de las mujeres en el cine?

¿Responde esta visión a los estereotipos femeninos antes mencionados o rompe con ellos?

1.2.2 Objetivos:

General: Analizar los personajes de las obras de Hayao Miyazaki con énfasis en la representación de género.

Específicos: Realizar una selección pertinente de personajes y obras para el posterior análisis. Diseñar y probar instrumentos que permitan enfocarse en los mismos puntos clave de los distintos personajes para lograr comparaciones que arrojen conclusiones relevantes. Presentar algunos estereotipos más típicos de la mujer en la industria cinematográfica y tratar de insertar a los sujetos de estudio en ellos.

1.3 Marco Teórico (resumido)

El término personaje abarca el ámbito particular del personaje naturalista, cuya manifestación más completa la podemos encontrar en el moderno drama psicológico. Este personaje, definido en el ámbito de la sociología, poseedor de una identidad psicológica y moral similar a la de los hombres, imitándolos, es un efecto de persona y, como tal, se trabaja en su construcción con variables idénticamente “realistas”. Podríamos decir que se busca ser lo más persona y lo menos personaje posible.

Asimismo, en el proceso de creación de los personajes para medios audiovisuales encontramos dos posturas diferentes, según Todorov (1970):

– Una visión existencialista que considera al personaje como un conjunto de atributos y cualidades (biografía, aspecto físico y psicológico…)

– Una visión dinámica del personaje, que lo entiende como un cierto conjunto de actividades, de transformaciones antropomórficas que cobran sentido y significación a medida que representan un hacer.

Los manuales de guión hacen referencia a una y a otra sin demasiada autoconciencia, y las diferencias entre investigadores teóricos y escritores son cada vez más explícitas. En ocasiones se centran en un determinado aspecto de la caracterización; por ejemplo, la biografía como elemento esencial a la hora de definir el personaje (en el caso de Egri o Seger) o la acción (en el caso de Swain).

Miyazaki, según mi apreciación, toma en cuenta ambas categorías, pero predomina con mucha más frecuencia la segunda de ellas, es decir la que resulta más dinámica y más centrada en la acción y el hacer, más que en el ser. El segundo se ve subordinado al primero.

DiMaggio (1992) sugiere una perspectiva psicológica para la caracterización, para lo que aconseja la investigación de todo aquello que tenga trascendencia en el pasado y en el presente del personaje y la búsqueda de la característica dominante: una fuerza que le defina y le motive. Podemos relacionar este modelo de clasificación con la primera postura de Todorov.

Forero (2002) opina que, en la elaboración para medios audiovisuales, se tiende normalmente a pensar en personajes naturalistas, es decir, en seres que imiten a las personas reales, dotándoles de una identidad psicológica y moral; creando personajes como personas.

Podríamos decir que Miyazaki va un paso más allá, puesto que utiliza mucho el recurso de “deshumanizar” personajes, no obstante (como la escena en la que los padres de Chihiro se convierten en cerdos), reduciéndolos a sus impulsos primarios y deseos más primitivos.

Macías (2003) habla de personajes complejos y personajes esquemáticos y cita una serie de normas que hay que tener en cuenta en su elaboración:

A) El personaje debe tener un objetivo y unas motivaciones en relación con la historia. B) La historia, a su vez, debe construirse alrededor de un personaje central o una pareja. C) Debe existir una relación causal y necesaria entre sus sentimientos y la forma en que se manifiesta exteriormente. D) Deben seleccionarse y organizarse de tal modo que cada uno sirva como contraste de las cualidades del otro. E) Deberán revelarse al espectador a través de lo que parecen, hacen o dicen (esto es, sus componentes externos) y hacerlo de forma progresiva. F) El personaje evolucionará en un contexto (familiar, social, histórico….), tendrá unas necesidades, un punto de vista, un comportamiento y una forma de reaccionar ante los obstáculos.

Seger (1999) establece en el origen de la motivación de los personajes el conflicto, que divide en cinco tipos básicos:

1) Conflicto interior: cuando un personaje no está seguro de sí mismo, de sus acciones o ni siquiera de lo que quiere. 2) Conflicto de relación: se centra en las metas mutuamente excluyentes entre protagonista y antagonista. 3) Conflicto social: entre una persona y un grupo. 4) Conflicto de situación: cuando los personajes tienen que afrontar situaciones de vida o muerte. 5)Conflicto cósmico: se plantea con el enfrentamiento entre una persona y dios o el diablo, o un ser invisible.

De acuerdo a todo lo anterior, podemos afirmar que un buen personaje podrá ser entonces tan complejo como lo será una persona (con un contexto y temporalidad acotados). Esta investigación tiene como piedra angular desglosar a 5 personajes en todas sus dimensiones: física, psicológica y sociológica.

2. MATERIALES Y MÉTODO

2.1 Abordaje (o enfoque) metodológico:

El enfoque es cualitativo, ya que se busca principalmente describir una realidad que no es medible en números ni criterios tan rígidos. El fin de esta investigación es comprender e interpretar fenómenos, y se trata de realizar de una manera lo más objetiva posible.

2.2 Técnicas: instrumentos y procedimientos:

El instrumento principal es una ficha diseñada para evaluar a cada uno de los personajes seleccionados.

Procedimiento: Se trabaja con un equipo pequeño, de 3 personas (la investigadora y dos personas más, las mismas para los 5 análisis) y la metodología de trabajo procede de la siguiente manera: primero se entrega una ficha a cada miembro del equipo, luego se da a conocer en términos generales, explicando el marco teórico de manera sintética para finalmente entrar en detalle respecto a cada ítem de la ficha de análisis. Resolver dudas que puedan quedar.

Luego ya se está en condiciones para ver la película en su totalidad, pausándola cada vez que algún miembro del equipo así lo requiera. En esta etapa, cada uno llena todos los ítems que no sean respecto a la visualidad de los personajes de manera individual.

Finalmente, se revisan los resultados en conjunto, se genera una pequeña discusión al respecto y se triangulan los datos consensuados.

2.3 Objetos de estudio, sujetos de estudio:

El criterio de selección de las 5 películas fue el siguiente: debe ser dirigida por Hayao Miyazaki, debe tener una protagonista femenina, deben incluirse la más antigua y la más nueva que cumpla con estas condiciones. Las 3 restantes deben ser reconocidas: tener premios internacionales, haberlo hecho bien en la taquilla, en la crítica especializada y ser suficientemente conocidas por el público en general.

Se escogieron 5 películas porque se consideró un buen número, que representaría la obra del autor y podría ser trabajado a conciencia y de forma exhaustiva en el período de tiempo que debió durar la investigación.

Así, los objetos de estudio serán Nausicaä del Valle del Viento (1984), La Princesa Mononoke (1997), El Viaje de Chihiro (2001), El Increíble Castillo Vagabundo (2004) y Ponyo y el Secreto de la Sirenita (2008). Usaré los nombres oficiales para Latinoamérica.

Los sujetos de estudio serán entonces cada una de las protagonistas de los films mencionados anteriormente, en orden son: Nausicaä, San, Chihiro, Sophie y Ponyo.

Les presento a continuación los trailers de cada una de las obras elegidas.

1. Nausicaä del Valle del Viento (1984)

https://www.youtube.com/watch?v=6zhLBe319KE

2. La Princesa Mononoke (1997)

https://www.youtube.com/watch?v=4OiMOHRDs14

3. El Viaje de Chihiro (2001)

https://www.youtube.com/watch?v=ByXuk9QqQkk

4. El Increíble Castillo Vagabundo (2004)

https://www.youtube.com/watch?v=iwROgK94zcM

5. Ponyo y el Secreto de la Sirenita (2008)

https://www.youtube.com/watch?v=CsR3KVgBzSM

3. RESULTADOS

3.1 Recopilación de datos:

Una ficha de análisis se encuentran completa en los anexos, a modo de ejemplo.

A continuación, se adjunta una tabla comparativa que resume dichas fichas y permite ver todos los resultados de una vez, para que sea más fácil visualizar diferencias y similitudes entre ellos, desglosada en las distintas categorías: dimensión física, psicológica y sociológica.

La dimensión física se divide en: 1. Rasgos Indiciales, que responden a características físicas intrínsecas al personaje;

2. Rasgos Artifactuales, que son los aspectos artificiales que lo complementan, como su ropa y accesorios; y 3. Visualidad, que es una deconstrucción de la información visual ya dada en los puntos anteriores. Incluye versiones lineales de rostro y cuerpo, además de la carta de colores de cada personaje.

En esta etapa ya se evidencian similitudes entre todos los personajes, especialmente en el punto de visualidad, donde tanto las imágenes lineales como las cartas de color son bastante cercanas, especialmente entre los tres primeros personajes y los dos últimos, donde el porcentaje de coincidencias aumenta. Se forman por lo tanto dos subgrupos en esta categoría: el de las adolescentes y las niñas.

En los anexos se encuentran apoyos visuales del marco espacial de cada una, donde además se puede apreciar la forma en la que cada una actúa con su entorno. Las 5 suelen ser bastante activas dentro de él, ya sea conviviendo en paz con la naturaleza y a favor de ésta, o tomando el control de los espacios que presentan mayor  intervención humana.

Vale la pena mencionar que un análisis de color más riguroso, con códigos para cada color y su equivalencia en distintos modelos, no aportaría mucho al ser el formato de salida una película, donde los colores se mueven y varían cuadro a cuadro.

Las Acciones se dividen en 1. Interna: pensamientos y sentimientos del personaje; 2. Externa: actuación física del personaje, 3. Lateral: lo que ocurre en el entorno o donde se desarrolla la acción del personaje y 4. Latente: aquella que desarrolla en off, o sea que no se ve en pantalla pero sabemos que está ocurriendo.

Las acciones nos permiten tener cierto contexto de dónde se mueve el personaje, además de darnos más información acerca de ellos. En este punto las coincidencias se dan sobre todo en la acción lateral, donde las guerras están presentes en 4 de 5 casos.

Dentro de la dimensión psicológica encontramos en primer lugar el deseo primario, que corresponderá a uno de los siguientes:

1. Seguridad: puede ser satisfecho de forma material (dinero, bienes, territorio) o inmaterial (valores, creencias, situaciones, entre otros.) 2. Nueva Experiencia: se satisface con la búsqueda de nuevas relaciones, situaciones, lugares, roles, responsabilidades y responde a la curiosidad y necesidad de conocer inherente al ser humano. 3. Reconocimiento: se consigue cuando la persona o el grupo es alguien para los otros. 4. Respuesta Afectiva: es el deseo de ser estimado y querido . Requiere ser aceptado como persona por lo que se es en su totalidad, no por el cargo, sexo, posición social u otras circunstancias.

Todos los anteriores están presentes en las personas y personajes bien construidos, pero uno se mostrará en mayor grado que los otros.

La motivación es un conjunto de factores dinámicos que determinan el comportamiento de un individuo (Francia y Mata, 1992)  o todos aquellos detonantes que impulsan el argumento para que no decaiga. La acción se referirá a  todo lo que el personaje haga para conseguir su fin u objetivo, que será a su vez lo que impulse al personaje en un sentido indeterminado y hacia el clímax final (no como la motivación, que es mucho más concreta y a corto plazo) (Macías, 2003).

Finalmente, el conflicto primario puede ser uno de los siguientes:

1. Conflicto Interior: cuando un personaje no está seguro de sí mismo, sus acciones o de lo que quiere; 2. Conflicto de Relación: centrado en las metas mutuamente excluyentes entre protagonista y antagonista; 3. Conflicto Social: entre una persona y un grupo; 4. Conflicto de Situación: cuando los personajes afrontan situaciones de vida o muerte; o 5. Conflicto  Cósmico: se plantea con el enfrentamiento entre una persona y dios o el diablo, o un ser invisible. (Seger, 1999).

Al igual que el deseo primario, seguramente haya varios presentes, pero habrá uno predominante.

El temperamento será clasificado primero entre los uno de los 4 tipos clásicos (sanguíneo, colérico, melancólico y flemático; donde los dos primeros serán a su vez extrovertidos y los dos segundos, introvertidos).

Luego haremos una distinción entre estable e inestable. Los primeros saben encontrar un equilibrio en su actuar, mientras que los segundo mostrarán mayor fragilidad al respecto.

Finalmente se determina la función primaria, que corresponderá a pensar (tener un conocimiento amplio), sentir (poseer empatía y sentido de lo bueno y malo), percibir (estar anclado a la realidad y tener cierto pragmatismo) e intuir (tener una comprensión profunda del por qué y para qué). Las dos primeras serán racionales y las dos últimas, irracionales. (Jung, 1964).

3.2 Análisis de datos:

3.2.1 Análisis Descriptivo

En cuanto a los rasgos físicos de cada uno de los personajes, podemos darnos cuenta de que en teoría son bastante similares entre ellos: cabello castaño más o menos rojizo, piel blanca, ojos oscuros y melenas cortas son los rasgos que se repiten más.

En la vestimenta también encontramos un patrón, el cual responde a vestidos acompañados de pantalones o delantales. Las botas o botines están muy presentes también.

La edad de las jóvenes está en un rango entre los 5 y los 18 años, o sea que son niñas o adolescentes, si no tomamos en cuenta que a uno de los personajes lo transforman en una señora de más edad por un período de tiempo.

El tipo de cuerpo es bastante similar también, siendo la norma un cuerpo delgado y ágil.

Las paletas de colores en la vestimenta son muy cercanas, predominando los azules no muy intensos para los tres personajes mayores y los tonos coral para las dos menores. Los zapatos, en caso de existir, son de color café.

La personalidad de las 5 es relacionada con el temperamento sanguíneo, que presenta rasgos extrovertidos, seguros y decididos. Además son estables y más cercanas a lo racional que a lo irracional.

En la dimensión sociológica vemos como elemento frecuente el título de Princesa. Además la familia está principalmente formada por los padres, dejando un poco de lado a los hermanos y hermanas, y la educación es impartida en casa con mayor frecuencia.

3.2.2 Análisis Interpretativo

El equipo de trabajo quedó un poco sorprendido al encontrar tantas similitudes. Nos percatamos de que las primeras tres protagonistas tenían pelo castaño y vestidos azules, además del mismo tono de piel y color de ojos. Si lo decimos así, en la prosa, podríamos imaginarnos al mismo personaje, sin embargo no fue hasta que realizamos este análisis que nos dimos cuenta de lo similares que sonaban las descripciones.

Y es que a ninguno se le confundió nunca un personaje con otro; si hubiese sucedido tal vez hubiésemos usado frases como “la de vestido azul largo” para salir de dudas y en ese caso sí se hubiesen producido las asociaciones a las que llegamos más tarde.

Cuando vemos la forma lineal de las 5, especialmente los rostros, nos damos cuenta de que sí hay un canon establecido. Las 5 son percibidas como tradicionalmente bellas, con ojos grandes y narices pequeñas, a excepción de Sophie de vieja. Estos rasgos son característicos de la animación japonesa contemporánea, así como Chihiro y Ponyo, por ser niñas pequeñas, tienen una cabeza demasiado grande en proporción al cuerpo. Los cuerpos también son de acuerdo a lo que es aceptado tradicionalmente como deseable, sobre todo por los orientales, con formas delgadas y gráciles. Al menos esto tiene una razón de ser coherente, al verse insertos nuestros personajes fundamentalmente en ambientes naturales o rurales, donde no existe el sedentarismo propio del siglo XXI ni la comida chatarra.

En cuanto a la personalidad y temperamento de cada una, igualmente podemos decir que son bastante cercanas. Son mujeres fuertes que saben lo que quieren y luchan por sus ideales y objetivos, las vemos tomando la iniciativa y liderando grupos con frecuencia. Debido a la alta coincidencia en el punto acerca del Temperamento, podemos inferir que si se viesen envueltas en situaciones iguales, las 5 actuarían de forma muy parecida o incluso de la misma manera. Es justamente en la dimensión psicológica donde encontramos más variedad, conflictos primarios difieren entre sí y eso marca diferencias fundamentales entre cada una, pero las motivaciones tienen mucho que ver con proteger al hogar, a la familia y otros seres queridos. Las jóvenes son bastante temerarias en este sentido y al ser el escenario de la guerra y los conflictos armados otro tema recurrente, nos damos cuenta de que ninguna vacila al momento de poner en riesgo la propia vida si consideran que el bien mayor (fin u objetivo, en general) lo vale.

La familia sirve más bien para motivar a los personajes, ya que son frecuentemente atacados o puestos en riesgo. Vemos algunos asesinatos y las madres en general se encuentran mucho más ausentes que las figuras paternas.

En el caso de San y Ponyo, el hecho de que no sean o no se sientan humanas jugará un rol muy importante en su desarrollo como personaje: San repudia a los humanos porque le hacen daño al bosque y reniega de ellos, al ser su deseo primario la seguridad, mientras que Ponyo quiere ser humana y estar con las personas, a pesar del rechazo que ellos le producen a su padre porque contaminan el mar, ya que su deseo primario es la nueva experiencia. Intereses distintos llevan a personajes similares a actuar diferente en circunstancias parecidas.

Aquí se evidencia tanto la edad de los personajes (Ponyo al ser más joven es mucho más inocente que San) como el público al que está destinada la película, que es mucho más joven en el caso de Ponyo.

En cuanto a la relación de estos 5 personajes y los estereotipos clásicos del cine me gustaría contextualizar con esta cita: “…Estos análisis subrayan la idea de que las imágenes y los estereotipos que se asignan a los papeles femeninos están plasmando el juego binario de imágenes positivas versus imágenes negativas: madre/prostituta, la femme fatale/la chica buena…” “Así pues, las mujeres pululan entre imágenes ancladas en el juego binario de la representación occidental. Esto es, el discurso cinematográfico, principalmente el llamado cine narrativo clásico, tiende a través de su estructura narrativa y representacional a dividir el papel de la mujer en: mujeres negociables (madres, hijas, esposas…) y mujeres consumibles (prostitutas, vampiresas, golfas…) y coloca a las primeras por encima de las segundas, estableciendo así una jerarquía de valores en los papeles otorgados.” (Siles Ojeda, 2005). Se profundiza sobre esto en el anexo “Antecedentes”. Luego tenemos algunos de estos estereotipos, a saber, la mujer malvada, la mujer que cumple su “función social”, la mujer objeto de deseo o la mujer fetiche, la mujer que busca al príncipe azul y la mujer heroína.

Tomando lo anterior como guía, podemos identificar a los personajes analizados principalmente con el estereotipo de la mujer heroína, aunque en varias obras analizadas, la mujer no pelea con el hombre por el rol de héroe, como dicta este estereotipo, sino que es ella quien dirige y lidera los actos heroicos, incluso llegando a salvar a los roles principales masculinos, sin que ellos se vean disminuidos o amenazados por ello, como sí sucede en muchas películas occidentales, donde el hombre llega a superar muchas veces a las mujeres que se presentan en un inicios como maestras de una u otra actividad.

Otros clichés a tener en consideración son el de “el honor del hombre, la familia, el pueblo”, donde normalmente la familia se ve representada por el señor de la casa (de él sacamos nuestro primer apellido, pero en muchos lugares y culturas, el apellido “de soltera” de la madre incluso llega a desaparecer), el pueblo se ve representado por el Rey o Señor, etc. En nuestro análisis identificamos ya que el título de Princesa es muy recurrente, así como también que los padres están más presentes que las madres. Lo que viene a romper un poco con este cliché es que las princesas no necesitan de un príncipe para reinar. Vemos morir a algunos reyes, pero nunca se habla de que Nausicaä o San, en La Princesa Mononoke tengan que recurrir al matrimonio para seguir gobernando ni mucho menos. La loba Moro es líder de su reducida tribu y madre al mismo tiempo, y la figura paterna nunca se cuestiona si quiera.

Nuestras protagonistas de más edad se perciben como atractivas, pero no se ven sexualizadas, y son interesantes de manera íntegra, por el universo complejo que conforman. La suma de los elementos de personalidad, visualidad, acciones y relaciones las hacen queribles y carismáticas. Si bien la vestimentas de todas es bastante femenina, no todas se perciben como personas delicadas o frágiles, y a pesar de llevar armas y ser de carácter agresivo, tampoco caben mucho en el estereotipo de “amachada”.

Como conclusión me atrevo a decir que en los mundos de Miyazaki la distinción de género pasa bastante a segundo plano y los hombres no se perciben en ningún momento como necesarios o requisito de algo para validar a la mujer. Es interesante mencionar que existen antagonistas femeninas en varias de las películas analizadas, que también son líderes proactivas y no se ven subordinadas por un hombre ni le responden a nadie por sus acciones. Sería interesante ahondar más en ellas, ya que en ninguna de las películas analizadas vemos a una co-protagonista femenina.

Por el contrario, los co-protagonistas son en todos los casos masculinos, lo que da pie para el romance. Al menos yo no lo percibo como forzado. Después de todo, el elemento amistad  o amor genérico son bastante más fuertes que el del romance de pareja, como puede suceder en otros estudios de animación donde el cliché la mujer que busca al príncipe azul se cumple a cabalidad, actuando como medio y fin.

4. CONCLUSIONES

4.1 Síntesis y validación de resultados

A modo de síntesis, esta investigación buscaba en una primera instancia generar un modelo de análisis de personajes, abarcando todas las dimensiones de los mismos. Luego se propuso ponerlo a prueba en la obra del director japonés Hayao Miyazaki, cabeza del renombrado Studio Ghibli. Esto con el afán de evaluarlos en el contexto de la representación de género.

Se encontraron varias coincidencia y patrones en todas las dimensiones. En la dimensión física los sujetos de estudio son muy cercanos a nivel cromático, etario, y visualidad en general. Se encuentran a su vez dos subgrupos: uno conformado por adolescentes y otro por niñas. Comparando ambos grupos vemos que los rasgos indiciales coinciden y los artifactuales difieren más. En la dimesión psicológica, los patrones más claros los vemos en las motivaciones, donde encontramos a la familia y los seres queridos o al hogar como un motor. Los deseos primarios se dividen entre seguridad y nueva experiencia (3 y 2 coincidencias, respectivamente) y la acción más vista es la de ponerse en riesgo para salvar lo que es preciado (otra gente y/o el hogar), o ponerse en peligro para alcanzar un bien mayor. En cuanto a la dimensión sociológica, lo más recurrente es la presencia o importancia de uno o ambos padres, la educación en casa a excepción de Chihiro, el nivel de estatus que tiene el personaje (vemos a dos princesas y a la hija de una diosa) y el marco espacial fuertemente influenciado por los ambientes naturales. Respecto a las acciones, el trasfondo de la guerra rodea a 3 de los 5 personajes.

A nivel de modelo, mi intención era que el modelo al que llegué para analizar a los personajes que seleccioné pueda ser replicado y aplicado a otros, para poder expandir este conocimiento y me atrevo a decir que terminé dando con instrumentos bastante buenos, que permiten evaluar a distintos personajes, independientemente de su formato (ya sea cine, literatura, series u otros) en distintas áreas, que proporcionan un contexto adecuado para quien no ha tenido oportunidad de conocer la obra completa donde dicho personaje se encuentre inserto.

4.2 Evaluación de cumplimiento de objetivos

Como objetivo general de la investigación se propuso “Analizar los personajes de las obras de Hayao Miyazaki con énfasis en la representación de género”. Pienso que esto se cumplió en bastante medida, aunque se podría haber profundizado más.

Los objetivos específicos contemplan 1. Realizar una selección pertinente de personajes y obras para el posterior análisis; 2. Diseñar y probar instrumentos que permitan enfocarse en los mismos puntos clave de los distintos personajes para lograr comparaciones que arrojen conclusiones relevantes y 3. Presentar algunos estereotipos más típicos de la mujer en la industria cinematográfica y tratar de insertar a los sujetos de estudio en ellos. Los dos primeros se cumplieron a cabalidad, si bien siempre puede crecer la muestra de personajes. En cuanto al tercer objetivo específico, se pudo haber ampliado el espectro de estereotipos a considerar. Sin embargo, al ser el límite entre estereotipo universalmente aceptado y perfil de personaje recurrente bastante difuso, habría que definir con cuidado qué estándares tomar en cuenta para profundizar esta búsqueda.

4.3 Proyecciones

Además de lo mencionado anteriormente acerca de profundizar respecto a la identificación de estereotipos con los personajes analizados, una proyección interesante podría ser expandir aún más la investigación y además de terminar de realizar un análisis de todas las películas de Ghibli con protagonistas femeninas, llevarla a otros estudios famosos como Disney, Pixar, Dreamworks, otros estudios orientales y de otras culturas.

Es un proyecto que podría trabajarse con mucha más profundidad y abarcar mucha mayor cantidad de objetos y sujetos de estudio, yendo cada vez más de lo particular a lo general, para llegar a conclusiones y resultados a nivel macro.

5. BIBLIOGRAFÍA

– DiMaggio, M., Escribir para televisión. Cómo elaborar guiones y promocionarlos en las cadenas públicas y privadas.Madrid, Paidós Comunicación, 1992 (1ª Ed.).

– Egri, L., The art of dramatic writting. Its basis in the creative interpretation of human movies. New York, Touchstone Book, 1946.

– Forero, M.T., Escribir televisión. Manual para guionistas. Barcelona, Editorial Paidós, 2002.

– Francia, A. y Mata, J. Dinámica y técnicas de grupos. Madrid, Editorial CCS, 1992 (1ª Ed.)

– Jung, C.G., Tipos psicológicos II. Buenos Aires, Editorial Sudamericana, (trad. 1964-b).

– Macías, J., 24 palabras por segundo. Cómo escribir un guión de cine. Madrid, Instituto Oficial de Radio y Televisión (IORTV), 2003.

– Seger, L., Cómo crear personajes inolvidables. Guía práctica para el desarrollo de personajes en cine, televisión, publicidad, novelas y narraciones cortas. Barcelona, Editorial Paidós, 1992.

– Seger, L., Cómo convertir un buen guión en un guión excelente. Madrid, Ediciones Rialp, 1999 (6ª Ed.), pp. 223-239.

– Siles Ojeda, B., La Mirada de la Mujer y la Mujer Mirada en torno al Cine de Pilar Miró. México, ITESM Campus Estado de México. Revista Razón y palabra, ISSN-e 1605-4806, Nº. 46, 2005.

– Swain, D., Film scriptwriting. New York, Ed. Hastings House, 1976.

– Todorov, T.; Introducción a la literatura fantástic. Argentina, Ed. Buenos Aires, 1982, or. 1970.

6. ANEXOS

Entorno: https://www.dropbox.com/s/7e46o24nc3zmc81/entorno.pdf?dl=0

Fichas: https://www.dropbox.com/s/zwi8fiey0xj9m4v/fichas.pdf?dl=0

Share

Tags: , , , , ,

2 Responses to “Representación de la mujer en la obra de Hayao Miyazaki.”

  1. elizabeth.silva Says:

    La selección de temática de mi compañera, parece una decisión importante e interesante en estos días, cuando la imagen de la mujer y
    las nociones sociales de la “construcción de ella”, están siendo parte del común de la discusión general.
    Ahora bien, cuando tomo el título de la investigación “Representación de la mujer en la obra de Hayao Miyazaki” siento
    que es ineludible pensar que quizá puede ser un poco amplio, con base en lo que realmente se indagó en la investigación; esto es que,
    a la hora de la lectura quedé con una interrogante: ¿es posible una representación sin contexto?
    Siento que ese puede ser un elemento importante para avanzar aún más en el estudio. Relacionar la representación con la visión occidental
    y posteriormente la oriental (considerando la abismante diferencia de tradición y cultura). Y bueno, creo que hubiese sido interesante
    ver la suma de factores psicológicos, visuales y de acciones de las que hablaron, en una línea comparativa a la época, o en un proceso histórico,
    tanto dentro como fuera de la película.

    Finalmente felicitarlas por la intención de búsqueda, considerando personalmente maravillosa la construcción de personajes femeninos
    del Miyazaki, donde los personajes mueven sus futuros decididos fuera de cánones de acciones y pensamientos mostrados en el típico cine
    occidental.

  2. Pola Andrea Heredia Camacho Says:

    En sí, el tema de la investigación no sólo es interesante, si no que también profundamente atingente a nuestra realidad actual. Sobre todo considerando el importante rol que juega la globalización a nivel cultural para la sociedad de hoy. Por eso mismo, extrañé un poco un cruce más profundo con la visión occidental, cómo nos afecta a nosotros en este lado del mundo y las diferentes interpretaciones que se puedan extraer en contraste con la cultura oriental.
    Esta investigación ayuda a considerar que, a pesar de que cultural o socialmente oriente y occidente son sumamente distintos, el rol de la mujer o al menos lo que se “cree” prioriza (como la familia, el hogar, seres queridos, etc. como concluye el estudio) es bastante similar para ambas percepciones.

    Me parece super relevante destacar la intención de crear una herramienta de análisis que no sólo sirva para personajes de Miyazaki, si no también aplicable a otras obras, generando un espectro mucho más amplio y enriquecedor. Y a partir de ahí, incluso, profundizar y proyectar nuevos estudios a futuro.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

  • Información

  • Categorías

  • Etiquetas

  • Comentarios recientes

  •  

    Seminario de Diseño Gráfico — Hamuy — Investigaciones is proudly powered by WordPress
    Entries (RSS) and Comments (RSS).

    champine@mailxu.com