UchileFAU.cl
Seminario de Diseño Gráfico — Hamuy — Investigaciones » Blog Archive » Visualidad de la década de los 80
 

Visualidad de la década de los 80

header

Autores:
Jorge Fuentealba / Diseño Gráfico / gorroylentes@gmail.com
Marcela Paz Rivas  / Diseño Gráfico / marcelapaz.rivas@gmail.com
Carla Javiera Rodríguez / Diseño Gráfico / carla.javiera.rodriguez@gmail.com

ABSTRACT

Análisis crítico de producciones audiovisuales chilenas contemporáneas, del tipo ficción que se desarrollan en el contexto histórico de la década de los 80’s; y cómo estos productos han influido en la concepción de un imaginario de la época en un sociedad que se encuentra bajo un modelo de cultura-entretenida promovida por políticas públicas chilenas. La problemática es como un producto de estas características influye en la concepción de una época a través de la ficción que puede cambiar la noción del pasado en una sociedad; y más importante, analizar críticamente las políticas que apoyan y/o regulan este modelo cultural que mezcla entretención y educación.

Metodológicamente reunimos  autores pertinentes para crear un marco teórico que guió la línea de investigación para luego validar esto mediante la visión de actores expertos en el tema a través de entrevistas, resultando en una visión en profundidad del contexto en que se inscriben estas producciones.

Keywords: Década de los 80’s, ficción-histórica, imaginario de época, cultura entretenida.

 

1.- INTRODUCCIÓN

1.1 Presentación del problema

El trabajo que a continuación se presenta nace a partir de la observación del fenómeno nostálgico por la década del ochenta; lo percibimos tanto en la moda, la publicidad, la  música, artículos que has buscado esta estética retro, pues al parecer existe una cierta interés en la generación actual por rememorar esa época.

Según M.Olivares, M.J Picon y M.Bofill1 hoy la generación que tiene alrededor de 35 a 45 años se levanta para decir que pertenecen a un período marcado por el gobierno militar, la crisis económica y el nacer de Los Prisioneros.

Y sucede con esta época y no otra porque al estar esta generación en el peak de su productividad y la sociedad valora a los que están en este segmento; además por ellos en los 80’s estaban en la adolescencia que también es una etapa clave de la vida y es lo que la gente más recuerda.

Esa generación vivió un momento de movimientos, cambios, donde se exigía estar de tener una posición política; sin embargo no en ese momento histórico no fueron protagonistas y por esto hoy sería su momento estelar. Ya entendiendo el fenómeno, nos interesamos por las producciones audiovisuales que tomaron este período para desarrollar una ficción ligada a la historia que generó éxito de sintonía sin precedentes – como es el caso específico de la serie transmitida por canal 13, Los 80 -. Pero observando con mayor detención, surgieron cuestionamientos sobre cómo este formato puede instaurar una imagen de una época en las personas sobre un período histórico en las personas, el cual a la vez esta ligado a un modelo de cultura entretenida que los políticas públicas apoyan,y que a nuestro parecer resulta pertinente analizar de manera crítica como la ficción se une a la historia o desde otra perspectiva la entretención se mezcla con la cultura.

 

1.2 Formulación del problema, preguntas y objetivos

Objetivo General:

Analizar críticamente producciones audiovisuales chilenas contemporáneas, del tipo ficción-histórica que se desarrollan en el contexto de la década de los 80’s; y como estos han influido en la concepción de un imaginario de la época para demostrar las características de un modelo de cultura-entretención chileno.

Objetivos Específicos:

  1. Comprender y definir los componentes de la problemática: ficción y hechos históricos, construcción de imaginario y modelo de cultura-entretenida.
  2. Describir y observar los casos con el fin de apoyar la construcción de instrumentos.
  3. Identificar cómo estos productos audiovisuales influyen en la construcción del imaginario de época de las audiencias.
  4. Constatar cómo el modelo de cultura-entretenida se valida dentro la política cultural chilena.
  5. Cuestionar la validez del modelo de cultura-entretenida como vehículo cultural.

 

1.3 Marco teórico

Captura de pantalla 2013-12-20 a la(s) 2.28.48

La investigación nace en primera instancia de la observación del panorama audiovisual nacional contemporáneo en que, según las cifras arrojadas por el Observatorio Iberoamericano de Televisión1 (OBITEL, 2007), el público presenta una preferencia por el consumo de producciones de ficción nacionales, ocupando éstas buena parte del horario “prime”, a la vez que pasa por un período de revival por la década de los 80’s, manifestándose en producciones con perfil de ficción-histórica tales como la película “No”, y series como “Los 80” y “Los Archivos del Cardenal”; creadas principalmente por motivo de la celebración del Bicentenario lo que convocó el lanzamiento de una serie de producciones que recuperan la historia de Chile como temática central.

La problemática se presenta en la construcción de un imaginario de época propuesta por los productos audiovisuales con perfil de ficción-histórica, que recurren “a la mera estilización de la historia, la mercantilización de un terreno siempre atractivo para la ficción.” Es el caso del objeto representativo de la muestra, la serie “Los 80” 2 (Fuenzalida V. y Julio P, 2009). , escogida debido a la alta aceptación de la audiencia: obtuvo 10,9 puntos de rating hogares en la emisión del día 16 de diciembre y correspondiente al último capítulo de la 5o temporada, situándose como el programa cultural más visto en el mes3 (CNTV, 2012); continuando con la descripción de Fuenzalida, “la serie…trabajó exitosamente en la reconstrucción de la sensación de la época con el colorido gris de Santiago, con imágenes de archivo y con una dirección de arte que recuperó hasta los más mínimos detalles de la época. Generó la sensación de nostalgia en telespectadores que vivieron la época”3, es sobre estos códigos audiovisuales dónde se funda la construcción del imaginario de época – y la interfaz de nuestra problemática –, en esta “información suministrada a lo largo del espectáculo, por su verosimilitud (efecto de realidad), se integra en el flujo experiencial, confundiéndose con el resto de las vivencias y, en ocasiones, propiciando una indiscriminación efectiva entre realidad y ficción”. En el último enunciado se vislumbra que la re- construcción de una época en una producción audiovisual que es ficticia y está inserta en un contexto histórico puede fundirse con la memoria.

Esta forma de construcción de imaginario cobra importancia sobre todo cuando existen políticas públicas que dan a entender este modelo como de entretención-educación, y lo catalogan como cultural, entendiendo el concepto como lo define el CNTV: sólo pueden ser en- tendidos como programas culturales de alta calidad aquellos que se refieran a las artes y las ciencias, así como aquellos destinados a promover y difundir el patrimonio universal, y en particular de nuestro patrimonio e identidad nacional. La implicancias de aceptar del concepto de cultura entretenida y promoverlo como tal a una comunidad educativa, a la cual se le propone material complementario como filmografía con perfil ficticio-histórico referente al periodo de los 80’s en Chile, afectará una generación que construirá la visión de un periodo histórica permeado por la ficción. Por esta razón se hace necesario generar un análisis crítico desde la disciplina del diseño al poner en discusión como ficción y realidad se funden en un mismo discurso, y como pueden construir un modelo de memoria en la ciudadanía.

2.- MATERIALES Y MÉTODOS

2.1 Metodología

METODOLOGIA

Enfoque de investigación es exploratorio con carácter crítico de naturaleza cualitativa, y se debe a que estimamos que el fenómeno observado es nuevo en el aspecto crítico, es decir, sabemos que este tipo de producciones en cine y TV esta presente hace tiempo, pero no se cruzan con los otros dos aspectos que proponemos – la construcción de imaginario de época y el modelo de cultura entretenida – y desde el cual planteamos los cuestionamientos que nuestro estudio propone.

Planteamos métodos de naturaleza cualitativa que nos permitan acercarnos a los temas de interés, como describir y analizar las casos escogidos – los 80, Los Archivos del Cardenal y la película NO -; realizar un focus group que nos permita conocer la actitud y percepción de las audiencias que hayan visto los casos de estudio, y efectuar entrevistas a figuras pertinentes dentro del ámbito de las comunicaciones y la cultura que nos permita comprender otras opiniones, visiones o críticas respecto al tema. 

2.2 Técnicas y procedimientos

La investigación se basó en 2 pasos:

1. Observación del fenómeno

– Selección de casos; producciones audiovisuales que cumplan principalmente por dos aspectos: circulen o hayan circulado por televisión abierta o cine, y que además hayan sido financiadas parcial o totalmente por el CNTV. Sólo los siguientes caso cumplen son el perfil señalado:

  • Los 80 (serie)
  • Los Archivos del Cardenal (serie)
  • No (película)

– Recopilación y jerarquización de documentación pertinente al objeto de estudio.

– Cruce de información y documentación relativa para caracterizar componentes esenciales.

– Desarrollar el marco teórico y los puntos importantes de éste.

 

2. Acopio de material-> Recopilación de datos desde primera fuente para posterior análisis.

– Descripción y análisis de casos; selección y observación de producciones audiovisuales, para analizar en lo técnico la visualidad, iconografía, cromatología y en definitiva los aspectos que ayudan a construir la imagen de una época desde la ficción.

  • Evaluar resultados; esta información será utilizada para la elaboración de instrumentos de entrevista y focus group.

-Determinar actores locales relevantes para la investigación.

  • Generar perfil de entrevistas y focus group.

 

2.3 Objetos, sujetos de estudio

 

CASOS

L80

La historia se sitúa entre los años 1982 y 1988, en plena dictaduramilitar, y gira en torno a los diversos sucesos históricos ocurrido en los años1980, y que marcaron al país dejando un legado histórico imborrable como, por ejemplo, la gran crisis económica de esos años y el terremoto ocurrido el año 1985 en Santiago de 7,8 . Todos estos sucesos son mostrados y narrados desde la realidad de una familia santiaguina de clase media típica del Chile de esos años y cómo vivieron la realidad de esa década. (FUENTE: Wikipedia)

LADC

Los archivos del Cardenal es una serie de ficción, pero está basada en hechos reales. La serie cuenta la historia de dos trabajadores de la Vicaría de la Solidaridad, organismo fundado por el cardenal Raúl Silva Henríquez y que tenía como misión asesorar a las familias de las víctimas en la defensa de los derechos humanos durante la dictadura militar chilena, existente entre 1973 y1990. En esta institución las asistentes sociales tenían como tarea el recibir a perseguidos políticos y a los familiares de éstos, especialmente de los detenidos desaparecidos. Posteriormente, los abogados tenían el trabajo de interponer acciones legales como recursos de amparo que tenían por objeto la protección de las personas.(FUENTE: Wikipedia)

NO

La franja publicitaria en televisión fue decisiva para el triunfo de la opción No en el plebiscito de 1988. La campaña tenía como objetivo mostrar la opción del No como alternativa válida para enfrentarse a Pinochet, que encabezaba la opción del . En el plebiscito, llevado a cabo el 5 de octubre de 1988, venció la oposición: del total de votos escrutados, el obtuvo el 43,01 % y el No, el 54,71 %.6 n 1Conforme a las disposiciones transitorias de la Constitución, este triunfo implicó la convocatoria de elecciones democráticas conjuntas de presidente y parlamentarios al año siguiente, que conducirían tanto al fin de la dictadura como al comienzo del periodo llamado transición a la democracia el 11 de marzo de 1990. (FUENTE:Wikipedia) 

INSTRUMENTOS:

Nuestra investigación busca una visión crítica del fenómeno de las series de ficción histórica como material cultural de consumo masivo, para lo cual nuestro principal interés estará la obtención de información cualitativa acerca de éste.

ENTREVISTA

Nos enfocamos así en la opinión de individuos vinculados al mundo de la producción y difusión audiovisual y la visión que estos puedan aportar al análisis de las tres piezas desde distintas áreas como el periodismo, el cine, la televisión, etc.

Como instrumento concreto consideramos necesario el realizar entrevistas a figuras con publicaciones relevantes relacionadas con nuestro tema o con al menos 5 años de experiencia laboral en el medio, dentro de las áreas ya mencionadas, y que aporten ponencias sobre el fenómeno estudiado, y más específicamente sobre la relación de éste con nuestros tres audiovisuales seleccionados, para así detectar puntos tanto de consenso como de diferencia de opinión dentro del medio. Las preguntas giran en torno a los ejes centrales de nuestra investigación; ficción histórica, normativa y rol cultural.

Los entrevistados fueron:

-Andrea Chignoli, Montajista (Visión creadores)

-Carlos Ossa, ICEI  (Aparato crítico)

-María Helena Hermosilla, Consejera CNTV (Políticas)

-María de la Luz Savagnac, Fomento CNTV (Políticas)

-German Mancilla, CNTV, Supervisión (Políticas)

 

FOCUS GROUP

Con la función de entregarnos la percepción de las audiencias que vivieron en Santiago durante la década de los 80, realizamos un grupo focal a cuatro personas que cumplían con el perfil requerido para la investigación – haber tenido al menos diez año en los 80’s y haber visto los tres casos de estudio- acerca del cómo estas piezas recrean la época, su visión de la cultura en televisión y de los aparatos reguladores.

 

3.- RESULTADOS

3.1 Datos recopilados

 

CREADORES

Desde la mirada desde los creadores y/o personas vinculadas directamente con la creación de estas  series se  evidencian  los problemas que se deben enfrentar al momento de producir este material, los cuales apuntan a la falta de políticas públicas y/o plataformas que fomenten y garanticen la programación con contenido de calidad (alegan la falta de un canal nacional, ya que TVN es mixto). Reconocen  la existencia de iniciativas particulares que buscan entregar contenido de calidad a las audiencias, pero estas se ven mermadas por las malas prácticas de los canales de TV.

Es claro que el interés económico rige todas las acciones, incluso las que deberían ser política de estado.  Se aprecia en que a mayor valoración por parte de la audiencia, estas contarán con diversos auspiciadores  que permitirán la permanencia de estos programas al aire (auspiciadores que fueron reticentes en respaldar estas producciones, por ejemplo con “Los 80” en la primera temporada). Todo apoyo para promover este tipo de producciones lleva a cuestas la intención de obtener algún tipo de ganancia económica o política, lo cual perjudica el proceso de educación y culturización de la población en general.

El mismo formato que rige a dos de estas producciones (L80 y LAC) está dada por una estandarización que busca cumplir con las exigencias tecnológicas existentes hoy en día y que son exigidas por el canal que las emite, calidad HD que es reproducida por televisores de última generación, formando parte de un sistema que fomenta el interés económico. 

Los 80 marca un quiebre en este sentido, el proyecto partió con temores y pocas expectativas en cuanto a la recepción que obtendría de la audiencia. Y son quienes en este proceso que comenzó a gestarse desde el 2008  exigen y a la vez validan esta programación.

Lo que repercute en las bajas de nivel de censura que presentan estas producciones desde dicho año hasta la fecha, por parte de los canales existiendo una liberación en cuanto a rigidez del contenido entregado (lo que se evidencio este año durante la programación alusiva al 11 de septiembre). La sociedad se encuentra dispuesta a observar y comentar temas que antes estaban prohibidos o censurados por ellos mismos, han crecido y madurado y en ese sentido son capaces de revalidar la historia nacional para conversar sobre temas controversiales, desde un punto de vista más relajado y abierto de mente, aceptando producciones entregadas como una forma de entretener ( y por eso son emitidas en horarios de alta audiencia) pero tratando temas contingentes o trascendentes para el país.

 CRÍTICO

Desde el aparato que denominamos como crítico – derivado de estudios en el campo de la comunicación y televisión-  se considera a la televisión en un rol activo en cuanto a la configuración de significados, la cual se entiende a si misma como una institución discursiva de la sociedad y de la realidad. Del mismo modo se evidencia una mirada crítica al rol cultural de la televisión en cuanto a la programación, la cual no sería tal, pues estas demandas estarían asociadas a una mirada mas bien conservadora – entendiéndose  exclusivamente como “alta cultura”-, que no considera que las audiencias se forman y articulan vínculos bastante mas complejos en cuanto sus consumos culturales, es decir, que las audiencias de acuerdo a sus propias relaciones antropológicas de igual manera pueden formarse culturalmente y acercarse a su realidad.

Por otro lado se considera que la producción de sentido que genera la ficcionalización de la historia en las audiencias es siempre heterogénea, y debe estudiarse en relación a la especificidad de las comunidades y las puestas en valor que hacen los actores de la historia; asimismo, es discutible que la televisión tuviera algún efecto en la sociedad, pues esta misma establece el momento en que la memoria colectiva es capaz de aceptar este tipo de productos audiovisuales – con historias de tortura, desapariciones, etc-; entonces la causalidad no va desde la televisión a la sociedad, sino viceversa, y  por lo tanto no estaría a la altura de poder modelar la memoria desde esta perspectiva. Además se agrega que la historia es una ficción al ser una representación del mundo de real – o de la ideas definido por Platón-  por lo tanto la televisión no hace nada nuevo en ese sentido.

Asociado a la idea anterior, se resta importancia a la verosimilitud en el tratamiento de los hechos, pues no habría consenso debido a la misma heterogeneidad de sentidos, sin embargo, si se hace foco al aporte de la construcción del relato audiovisual en cuanto a la importancia en la creación de multiplicidad de versiones, de material confrontacional que no pacifique los acontecimientos, sino por el contrario, nos haga entender que la historia no esta resuelta, y que en un entretejido de versiones podemos hacernos la idea de “una verdad” que siempre está en litigio.

En cuanto a la mirada a los otros actores, se otorga una responsabilidad importante a los creadores, a la hora de proponer mejores y mayores propuestas, generar discursos libres de condicionamintos, y de abrir los espacios al buscar alternativas desde otros sectores sociales, no sólo los institucionales, pues no está en ellos generar propuestas, ya que ejercen un rol netamente técnico en la administración de políticas. Claramente sin los recursos de la institución estas series no se hubieran hecho, sin embargo se debe evitar un regulamiento del discurso por el modelo económico – e ideológico-, y que podrían ser la causa de una cultura visual bastante conservadora con respecto a otros países.

POLÍTICAS 

Naturalmente, los entrevistados pertenecientes al CNTV respaldan tanto la decisión de apoyar por medio de fondos a estas producciones, así como el valor cultural de estas, considerándolas como elementos testimoniales de tanto nuestra historia como de nuestra memoria como país, los cuales nos permiten reencontrarnos con nuestro pasado y poner sobre la mesa temas que habían sido evadidos por los medios de difusión masiva a la fecha.

Destacamos también el hecho de que el CNTV, siendo el principal elemento de fomento y supervisión de piezas de carácter cultural en los espacios de televisión abierta, reconoce que este medio es manejado principalmente como un espacio de entretención que, si bien informa y puede bien ser portador de cultura, responde a actitudes relacionadas tanto con el ocio como con el descanso y que se separa de ejercicios como el teatro y la lectura. No sólo eso, se reconoce también que el realizar una traducción directa de elementos de la llamada “alta cultura” resultan de manera contraproducente  en un medio que tiene como público objetivo a la totalidad de un país, tanto por un tema de obtener una recepción exitosa como por temas de formato, entendiendo que la experiencia de ver una ópera u obra de teatro en televisión queda inmensamente disminuida frente a la posibilidad de verla en vivo, en un espacio diseñado para este tipo de ejercicios.

Debido a esto, es natural que el Consejo busque modelos de programa que puedan mantener un balance entre valores culturales y capacidad de recepción positiva por parte de la audiencia, lo que lleva al apoyo de las producciones estudiadas, las cuales alcanzan, según los entrevistados, una calidad de nivel internacional. Es esta calidad la que el público aprecia frente al programa promedio, con menores esfuerzos tanto de producción como de guión, lo cual parece quedar demostrado en los niveles de rating obtenidos, así como con la cantidad de premios otorgados a estas producciones.

 Se reconoce, pese a todo, la ausencia de un canal estatal que pueda transmitir fuera de las exigencias de mercado a la que se encuentran sujetos los canales privados, las cuales establecen el rating y el financiamiento por publicidad versus costos de producción como los factores determinantes a la hora de financiar un proyecto. Esto conlleva a que se dé prioridad a programación con buena proyección de rating y bajo costo, haciendo que series menos predecibles en rating y con mayores exigencias de producción, como son las recreaciones históricas, queden descartadas rápidamente. Así, la necesidad de un canal ajeno a estas presiones de mercado se hace necesario como alternativa de programación y como espacio para tanto contenidos evadidos por los canales actuales como para el desarrollo de nuevos proyectos.

 

3.2 Análisis de datos

cuadro 

4.- CONCLUSIONES

4.1 Síntesis y validación de resultados

El desarrollo de esta investigación nos ha permitido desglosar el panorama del audiovisual chileno y, especialmente, el origen, desarrollo y aplicación de producciones pertenecientes al género de la ficción histórica con un gran nivel de profundidad, constatando tanto el enfoque los criterios del Consejo Nacional de Televisión (CNTV) a la hora de fomentar dichos proyectos como  las opiniones e intereses de sus desarrolladores, la percepción y análisis de estas desde el aparato crítico así como la forma en que las audiencias que vivieron los hechos representados en estas producciones entienden este contenido y la forma en que se aborda nuestra memoria como país.

Abordando nuestra problemática desde estos cuatro puntos es que conformamos una visión global más completa acerca del contexto en que se enmarcan estas producciones, en donde dividimos a esta en tres tópicos principales:

  • Relación entre televisión y cultura.

  • Relación entre reconstrucción histórica y ficción.

  • Lógica y normativa imperante en el medio audiovisual.

En lo referente a la relación entre televisión y cultura nos encontramos con que, mientras la audiencia considera que la presencia de cultura en televisión resulta insuficiente y limitada, los demás actores reconocen a la televisión como un medio eminentemente enfocado a la entretención  el cual posee un gran potencial para ser portador y difusor de contenidos culturales. Destacamos también en este punto que existe una amplia generalización de la concepción errónea de que entretención y cultura actúan como polos opuestos, siendo cultura un término tremendamente amplio y no limitado únicamente a lo entendido como “alta cultura”.

En relación a lo anterior, en el segundo punto constatamos la eficiencia de la ficción y la entretención como vehículo para la difusión de la cultura, alcanzando los casos estudiados alto rango de aprobación entre tanto audiencias como el medio en general, siendo estas producciones nominadas y ganadoras de distintos premios. Así, mientras se rescata el valor de estos audiovisuales como  piezas atractivas, nos fijamos también en cómo los distintos sectores analizados coinciden en la existencia de un valor testimonial en estas piezas, el cual nos permite abordar temáticas de nuestra historia y memoria como sociedad, al igual que como país, las cuales, al ser representadas desde la subjetividad del punto de vista desde el que se construyen estos documentos, nos ofrecen nuevas perspectivas desde las cuales entender nuestro pasado.

Finalmente constatamos el cómo todo esto se ve enmarcado en el medio en el cual se desenvuelve la producción audiovisual nacional, en donde el desarrollo y difusión de cualquier producción se ve sujeta en primera instancia a las condiciones impuestas por el mercado, según las cuales, se apoyan proyectos con un mayor índice de rentabilidad y menor grado de inversión y se ignoran proyectos más arriesgados o elaborados como serían estas producciones audiovisuales. Existe un grado de unanimidad entre nuestros actores consultados hacia la necesidad de un canal de televisión estatal como alternativa a la presión del mercado y su efecto en la parrilla programática actual.

Así, desde los distintos resultados obtenidos frente a estos tres tópicos, llegamos no sólo a una respuesta global sino que a nuevas perspectivas sobre la temática tratada. Las distintas instancias de interacción con estos actores dieron paso a nuevas interpretaciones de la información manejada por el equipo investigador, desde cuestionar la transición de la televisión como un medio de entretención a una entidad a la cual se la responsabiliza de educar a las masas, hasta cuestionar la relevancia de los acontecimientos y su fidelidad histórica en producciones de recreación de época frente a al nivel de éxito con el que se consigue lograr una “atmósfera de época” verosímil. Tópicos con valor de interés de investigación por sí mismos y que permiten ampliar nuestra percepción del fenómeno que significa la presencia de estas piezas audiovisuales en los medios de difusión masiva.

Todo este proceso se vio enmarcado por distintas dificultades, siendo la primera la falta de estudios previos a nivel local frente a esta temática específica. Si bien se ha desarrollado una extensa serie de investigaciones acerca de la televisión y el valor de esta tanto como portadora de cultura como educadora estas apuntan principalmente al cómo esta influye en la formación de la infancia y al potencial desaprovechado de la televisión en la producción audiovisual chilena, mientras que el género de la ficción histórica, así como su estudio por períodos representados, parece quedar fuera del espectro del interés local.

En segundo lugar nos encontramos con la dificultad de establecer contacto con los autores responsables de estas producciones ya que, dada la condición y las exigencias de la televisión como medio, estos resultan altamente inaccesibles.

Finalmente, nuestro proceso se vio retrasado ya que el inicio de nuestra etapa de aplicación de instrumentos coincidió con el período correspondiente a las elecciones presidenciales del presente 2013, el cual involucra la estructuración de una franja de propaganda de carácter político en la parrilla programática de la televisión abierta, la cual nos limitó, inicialmente, para poder desarrollar las entrevistas pertinentes al CNTV.

Pese a estos problemas, rescatamos y agradecemos la disposición de aquellos que colaboraron con nosotros en el desarrollo de esta investigación.

4.2 Evaluación de cumplimiento de objetivos

Logramos aunar  y comprender la visión de los grandes actores en el tema, para lograr una conclusión del espectro completo que implica la creación de estas producciones, desde la visión crítica de los aparatos, tanto como las políticas imperantes y la visión de los creadores/autores de las mismas

4.3 Proyecciones

Como el revival sobre la década de los 80 es un proceso en cual aún nos encontramos insertos, no es un área en la cual existen estudios profundos respecto al tema en cuestión, por lo que consideramos  que este trabajo da el pie para el desarrollo de esta temática, evidenciando el  interés sobre la  investigación y producción local, dando el pie  para futuros análisis, además de evidenciar la necesidad  de ahondar en el estudio de audiencias.  

 

4.- FUENTES

-Castillo, A.M., Solá, N. S. y Ruiz,M.J. (2012).  La reconstrucción del pasado reciente a través de la narrativa televisiva. Estudio comparativo de los casos de Chile y España.

-Chicharro, M. y Rueda, J. (2008). Televisión y ficción histórica: Amar en tiempos re­vueltos.

-Consejo Nacional de Televisión. (2004). Naturaleza Jurídica y Misión.

-D’argemir, D. ,(2008). Construyendo Imaginarios, Identidades, Comunida­des: El Papel De Los Medios De Comunicación.

-Enríquez, R. (2005). El problema de la verdad y la ficción en la novela y el cine históricos. A propósito de Lope de Aguirre.

-Fuenzalida, V. (2007). Re conceptualización de la entretención ficcional televisiva. Estudio comparativo de los casos de Chile y España.

-Fuenzalida, V. (2008). Identificación con la ficción televisiva.

-Fuenzalida, V. (2011). Melodrama y reflexividad. Complejización del melo­drama en la telenovela.

-Fuenzalida, V. y Julio, P. (2009). Evolución de la ficción en la televisión abierta chilena.

-Gómez, F. (2002). Construcción de imaginarios: percepción, memoria e identificación en el discurso cinematográfico.

-Latin American Multichanes Advertisinf Council. (2012). Chile, más de 5 horas de consumo al día.

-Moreno, C y Rovira, C. ( 2008). Imaginarios: Desarrollo y aplicaciones de un concep­to crecientemente utilizado en las Ciencias Sociales.

-Núñez, P. (2012). La producción del verosímil historia. El cine en los límites de la conciencia histórica.

-OBITEL. (2011). Quinto Informe OBITEL Chile.

 

 

6.- ANEXOS

-Entrevista Andrea Ghignoli

-Mapa mental Andrea Ghignoli1

-Mapa mental Andrea Ghignoli2

 

-Entrevista Carlos Ossa

-Mapa mental Carlos Ossa

 

-Entrevista German Mancilla

-Mapa mental German Mancilla

-Entrevista María Helena Hermosilla

-Mapa mental María Helena Hermosilla

-Entrevista María de la Luz Savagnac

-Mapa mentalMaría de la luz Savagnac

 

– Focus Group

 

 

Share

Tags: , ,

One Response to “Visualidad de la década de los 80”

  1. María José Monroy Kleemann Says:

    Creo que es pertinente hacer una relación entre cultura y entretención, y como este influye en las audiencias. También es importante saber que con estos programas, al tener alto rating, la gente que vivió o no en la época se familiarice con lo que aconteció en el país no hace muchos años atrás.
    Como debilidad encuentro que quizás se enfocaron mucho en el como se hacen y en la reacción de la audiencia cuando quizás otros aspectos de la misma serie hubiera sido interesante de rescatar, como la dirección de arte por ejemplo.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

  • Información

  • Categorías

  • Etiquetas

  • Comentarios recientes

  •  

    Seminario de Diseño Gráfico — Hamuy — Investigaciones is proudly powered by WordPress
    Entries (RSS) and Comments (RSS).

    blickergrace@mailxu.com vogelsang-thanh@mailxu.com